La fe como imperativo es el veto contra la ciencia
.

Friedrich Wilhelm Nietzsche, filósofo y poeta alemán (1844-1900)

lunes, 7 de mayo de 2018

‘So long, Frank Lloyd Wright’ (y 3)

(Continuación) Por lo que se cuenta, Paul, dados los diferentes intereses artísticos que ya manifestaba Art desde hacía tiempo, tenía bastante claro que el fin del grupo era más que inminente, de manera que al aceptar componer la canción se planteó hacerla pero como un vaticinio de la ruptura, de ahí el aire de despedida de su estribillo. De hecho admitió que nunca había oído hablar de Wright hasta que Paul se lo mencionó.

Por cierto, So long... no es la única del disco grabada con esta finalidad, ya se lo digo. Presten atención a la impagable melodía de The only living boy in New York, y ya me contarán. Por mi parte dejo aquí este fleco suelto para quien esté interesado.
Y hablando de interés, parece ser que Garfunkel no supo hasta muchos años después de esta intención de Simon a la hora de escribir la canción pero como despedida del amigo por la ruptura de la sociedad musical no de la muerte del arquitecto. Puede ser.
Una canción que dicho sea, a pesar de su gran valor melódico y los magníficos arreglos de bossa nova (algunos la califican de “caramelo musical”), suele pasar desapercibida entre las diez restantes del disco. Algo de lo más comprensible porque, ¡es tan extraordinario este disco!
‘So long, Frank Lloyd Wright’
De hecho e independientemente de a quien vaya dirigida lo cierto es que, en mi prescindible opinión, la canción ha soportado bien el paso del tiempo, tan bien como lo han hecho algunos de los edificios del arquitecto.
Vaya por delante que nunca hasta Wright, ni después que me conste, un arquitecto contemporáneo ha tenido una popularidad como la suya, ni un reconocimiento musical a la altura del So long, lo que resulta curioso.
Curioso porque, no se lo he contado pero en su infancia y juventud el pequeño Frank acudía con regularidad a escuchar a su padre que tocaba piezas de Bach en el órgano de la iglesia o interpretaba sonatas de Beethoven en casa.
Quién le diría que terminaría convirtiéndose en la inspiración de Simon & Garfunkel. Qué cosas. Les dejo con un montaje de la canción y algunas de las construcciones del gran arquitecto Frank Lloyd Wright, espero que les guste.
So long, Frank Lloyd Wright.
I can't believe your song is gone so soon.
I barely learned the tune
So soon  /  So soon.

I'll remember Frank Lloyd Wright.
All of the nights we'd harmonize till dawn.
I never laughed so long
So long  /  So long.



No hay comentarios :