Quizá yo esté equivocado y tú en lo cierto,
quizá con un esfuerzo a la verdad nos acerquemos.

Karl Popper
, filósofo y teórico de la ciencia austro-británico (1902-1994)

lunes, 1 de mayo de 2017

¿Por qué estornudamos al mirar al Sol? (1)

Bueno, en puridad, la cuestión bien planteada debería ser algo más parecido a, ¿por qué a veces, algunas personas estornudan cuando miran al Sol?
Sí, de esta forma parece más ajustada a la realidad porque lo cierto es que, ni estornudan todos, ni lo hacen siempre que miran a la estrella. Pero como es lógico y natural, este detalle de precisión realista no invalida el curioso fenómeno bien conocido de todos. Es más acrecienta la curiosidad sobre él.
¿A cuántas personas les entran ganas de estornudar al mirar al Sol? ¿Cuántas veces lo hacen? ¿Estornudan sólo cuando miran a las radiaciones electromagnéticas solares o sirve cualquier otra fuente energética?
A cuántas, cuántas y cuándo
Contestadas en el mismo orden en el que se han formulado, sepan en primer lugar que no resulta fácil la determinación del número de personas. No obstante existe cierto consenso en el mundo científico, a la hora de estimar que, en líneas generales, le ocurre a un porcentaje comprendido entre un quince y un veinticinco por ciento (15-25%) de la población. 
Grosso modo entre un sexto y un cuarto de los humanos que, además, no lo hacen de manera única sino de forma repetida. Trato de decir que el que estornuda experimenta en realidad una serie de estornudos en cadena, similares a los que causa una alergia, entendida como reacción inmunitaria del cuerpo
Un proceso que ocurre cuando nos exponemos de forma súbita a una luz que, dicho sea de paso, no tiene que ser la del Sol. Resulta que obra el mismo efecto cualquier otro punto de luz intensa y brillante, independiente de la fuente que la genere. Por ponerles un ejemplo, una bombilla de incandescencia.
Un efecto que en cualquier caso, y esto aún no se lo he dicho, tiene nombre como no podía ser de otra forma tratándose de un asunto médico. Se le conoce como reflejo solar de estornudo, reflejo de estornudo a la luz brillante, foto-estornudo o, de forma más breve, estornudo fótico.
Aclarados estos puntos iniciales, quizás fuera conveniente poner negro sobre blanco qué se entiende por estornudo y, a partir de ahí, qué es eso del estornudo fótico.
Acerca del estornudo
En general el estornudo no es más que un acto reflejo convulsivo parecido al de la tos, que tiene lugar cuando se nos introduce un objeto extraño en las vías respiratorias. Desde este punto de vista es parecido también al del parpadeo, cuando nos entra una mota en el ojo. 
Provocado por lo común por partículas extrañas que irritan la mucosa nasal, la expulsión violenta y ruidosa del aire de los pulmones -que realizamos por la nariz y, de forma eventual, por la boca mediante un movimiento involuntario y  repentino del diafragma-, no tiene otra finalidad que la de mantener libre de obstáculos las vías respiratorias.
Pero un estornudo puede ser provocado por otros factores aparte del mecánico, como la presencia de un objeto o el roce de un pelo o una pluma. También puede originarlo un factor irritante como la inhalación de pimienta, amoniaco, talco, polvo y otras sustancias químicas. O la ingesta de alimentos como el café, chocolate, vino, etcétera.    
Sin olvidarnos claro de las infecciones virales, como gripes o resfriados. Una disminución de temperatura, por ejemplo si nos desabrigamos. Y la ya apuntada de una luz brillante, el estornudo fótico ¿Por qué mirar al Sol nos entran ganas de estornudar? (Continuará)



1 comentario :

Mirian Sierra dijo...

Gracias