No me podéis expulsar ¡Yo soy el surrealismo!

Salvador Dalí
, pintor surrealista español (1904-1989)

viernes, 21 de abril de 2017

Desmontando la palabra ‘bizarro’ (3)

(Continuación) Otra historia distinta es la de la palabra con la academia, al menos por ahora, les decía. Y es así.
“Bizarro” y RAE
Hasta el momento en el que me puse a escribir lo que tiene ante sus ojos, la RAE no sólo no ha aceptado el nuevo significado de "bizarro", sino que con cierta frecuencia lo suele desincentivar, tanto desde Twitter como desde otras posiciones oficiales. Lo que no significa que no podamos utilizar el término.
Por lo que sabemos desde los campos de la filología y la lingüística, es cierto que la RAE “limpia, fija y da esplendor”, pero en ningún caso se arroga el derecho a determinar qué palabras y cómo se deben usar.
La función principal del diccionario es meramente descriptiva, es decir, recoge cómo hablamos en la calle, lo refleja sí, pero ni lo impone ni lo prescribe. De modo que ni el hecho de que una palabra esté en el diccionario, significa que su uso sea correcto, ni el que no esté implica lo contrario, que sea incorrecto.
Así que es posible que la disputa entre organismos continúe durante un tiempo, más que nada porque la RAE suele ser cauta a la hora de admitir nuevos términos en su diccionario. Me viene a la memoria lo que en 2011, escribía en Twiter, acerca del peligro de aceptar modas pasajeras: “¿Y si dentro de dos años ya no 'tuiteamos'?”.
No obstante no es en absoluto descartable que acabe admitiendo esta tercera acepción de “bizarro” por “raro, extraño”, pues al fin y al cabo, ese es su uso real y es así como, en la actualidad, la mayoría de la gente lo usa en la calle.
Item plus
Es más que probable que si no acaba siendo una acepción efímera, termine siendo su única acepción, dado el desuso en el que han caído las dos primeras, esas tan hidalgas de, primero, ‘valiente, osado’ y después ‘gallardo’ y ‘generoso’.
En realidad tengo para mí que son pocas ya, las personas que las conocen y usan.
De modo que aunque la etimología de la palabra “bizarro” está estrechamente ligada a valentía,  esfuerzo y esplendor, en este caso la democracia manda. Y si una mayoría significativa de hablantes decide que su significado debe ir relacionado también con rareza y extravagancia, pues qué quieren, dicen que a la fuerza ahorcan.
Vamos que más tarde que pronto habrá que recoger esta nueva acepción en los diccionarios. Y usar “bizarro” de forma tradicional, como sinónimo de “valiente” y “esforzado” y de forma popular como sinónimo de “raro” o “extravagante”.
Desde este nuevo punto de vista, no serían ya rechazables frases como: «Historias bizarras de Ciencia» o «La foto más bizarra de Albert Einstein» aunque entonces, a lo mejor, no quedaba clara para todo el mundo, la intención con la que se escribe. (Continuará)



1 comentario :

Javier Sánchez dijo...

Muy bueno el artículo sobre la palabra bizarro, y en este sentido ¿cual sería para usted la foto más bizarra de einstein ¿la de las sandalias?