La Alhambra de Granada es la fuente de inspiración
más fértil de todas de las que he bebido.

M. C. Escher, artista neerlandés (1898-1972)

viernes, 3 de febrero de 2017

Entre ciencia y no ciencia



1 comentario :

Javier Lasa dijo...

muy bueno