El tabaco es la planta que convierte los pensamientos en sueños.

Victor Hugo, escritor francés (1802-1885)

lunes, 18 de julio de 2016

Diferenciando borrego, oveja y cordero (y 2)

Un dimorfismo del que existen varios tipos, siendo uno de ellos el sexual.

Diformismo sexual
Han de saber que la oveja doméstica (Ovis orientalis aries), como otras tantas especies presenta este dimorfismo sexual. Es decir que entre machos y hembras existen variaciones en su fisonomía externa, que están asociadas al tamaño, forma, coloración, etcétera.

Quizás la que más salte a la vista sea la del aspecto de sus cuernos.

Grandes, robustos, con arrugas, y arrollados en los machos, que los utilizan para combatir con otros machos en la época de apareamiento. Y pequeños y poco curvados o incluso inexistentes en el caso de las hembras.

Otra diferencia fisonómica es la del tamaño.

Las hembras son más pequeñas, con una masa de unos cien kilogramos (100 kg) y una longitud de un metro (1 m).

Mientras que los machos, mayores en tamaño, pueden tener una masa de alrededor de ciento cincuenta kilogramos (150 kg) y medir entre un metro y medio y dos metros (1,5- 2 m).

Taxonomía
Como ciencia que trata de los fundamentos (principios, métodos y fines) de la clasificación científica de animales y de vegetales, han de saber lo siguiente.

Las ovejas domésticas, junto a diversos carneros silvestres euroasiáticos denominados muflones y uriales, están incluidas en la especie Ovis orientalis de mamíferos artiodáctilos de la familia de los bóvidos.

Que por si no caen en este momento, incluye también a los toros, los antílopes, las ovejas y las cabras, amén de otros animales semejantes. Eso sí, todos ellos de estricta alimentación herbívora. Es lo que comparten.

Como se pueden imaginar, fue el multidisciplinar científico sueco Carlos Linneo (1707-1778) quien clasificó a las ovejas domésticas dentro de la especie Ovis aries, en 1758.

No obstante, por razones que no desarrollaré aquí por prolijas, en 2003 la Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica determinó que las ovejas, junto a otras diecisiete (17) especies domésticas, debían nombrarse como su variedad salvaje, Ovis orientalis.

Así que ya lo saben y para que no se llamen a confusión.

La denominación específica para ovejas domésticas, muflones y uriales es Ovis orientalis, quedando el término aries como nombre trinomial que designa a la subespecie doméstica.

Por si quieren tener una visión más global les dejo una tabla de la taxonomía del animal

Pero claro, seguro estoy que no se le han pasado por alto. En el texto han aparecido, así como de refilón y entremezclados, los términos carnero y cabra.

¿Qué tiene que ver con nuestros borregos, ovejas y corderos? ¿Son sinónimos?



No hay comentarios :