No hay libro malo que no contenga algo bueno.

Plinio el Viejo
, erudito romano (23-79)

martes, 15 de enero de 2013

¿Por qué los ingleses conducen por la izquierda? (I)


La pregunta surgió en la última emisión de Cita con la Ciencia, que como ustedes saben se emite los jueves de 12:20 a 12:35 en la emisora Radio Guadalquivir 107,5 Sevilla, dentro del programa Desde San Juan que dirige y presenta Sara Zurita.

La plantearon a bote pronto los compañeros radiofónicos, demostrando así una curiosidad digna de elogio. Veremos si la respuesta que les traigo está a su mismo nivel.

Para empezar les diré que, como suele ser frecuente en estos casos, hay más de una razón que lo justifique; lo que en ‘román paladino’ viene a significar, que no se sabe a ciencia cierta cuál es.

Les paso a exponer estas hipótesis o razones para un sentido de marcha, por orden cronológico.

Primera hipótesis para un sentido de marcha. Los carros del Imperio Romano 
A finales del siglo pasado, en 1988, las excavaciones realizadas en las canteras romanas de Blunsdon Ridge -cerca de Swindon a 140 km al Oeste de Londres, Inglaterra- por los arqueólogos de la Asociación para la Arqueología Romana del Reino Unido, llevaron a un curioso descubrimiento.

En la carretera que llevaba a dicha cantera, las huellas de los carros eran mucho más marcadas las de un lado que la del otro.

Lógicamente pensaron que las del sentido con surcos más hundidos corresponderían a las de la salida de la cantera, ya que los carros irían cargados de piedras, mientras que las del otro serían las de entrada, con los carros vacíos.

Y por el trazo de los surcos encontrados, resulta que los romanos circulaban por el lado izquierdo. Al menos así lo hacían por ese camino o zona. Otra cosa bien distinta es afirmar que, en todo el Imperio Romano regía la norma obligatoria de conducir por la izquierda.

Como pueden apreciar, se trata de una razón con poco peso específico y menos valor de prueba, desde el punto de vista científico. De un solo ejemplo tan poco concluyente, no se puede obtener una convención de cómo se conducía en el mundo antiguo.

Y aunque así fuera, sería del cómo se circulaba, pero no del porqué era sí, que ni siquiera menciona. Así que poco más se puede avanzar por este sendero.

No obstante existen otras razones que sí abundan en este porqué.

Segunda hipótesis para un sentido de marcha. Los caballeros de la Edad Media 
Tiene su origen en las sociedades feudales inglesas de la Edad Media en la que los caballeros, la mayoría diestros como el resto de la población, según parece cabalgaban por su izquierda, el mismo lado en el que llevaban su espada.

El motivo de esta elección puede que fuera doble. Uno, digamos por comodidad. Los jinetes diestros montaban por el lado izquierdo del caballo, ya que le resultaba más cómodo al llevar colgada la espada de su costado izquierdo.

Además era más seguro montar y desmontar por el lado que da al margen de la carretera, que no por el que da al centro. Y ya que estaba ahí, lo lógico era seguir la cabalgadura por la izquierda.

Otro, por educación y seguridad. Así su mano diestra quedaría más cerca del caballero con el que se cruzara por su lado derecho, bien para saludarlo, bien para defenderse de él o bien para atacarle, al tenerlo al alcance de su espada.

Hemos de pensar que eran unos tiempos convulsos, en los que abundaban los maleantes en las ciudades y los salteadores en los caminos. Y la única defensa era llevar un arma, que se pudiera desenvainar y manejar, lo mejor posible, frente a un oponente que viniera por tu derecha. (Continuará)


1 comentario:

Ernesto Sanz dijo...

Me parece fantástico el tema. No me gustan los que son más cientificos