Todo aquel que crea en la telequinesis, que por favor levante mi mano.

James Randi
, ilusionista, escritor y escéptico canadiense (1928)

martes, 6 de marzo de 2012

¿Qué tiene que ver el color rojo y los labios?

Todo apunta a que tiene que ver con la evolución de nuestros antepasados.

Según el neurocientífico Vilayanur Ramachandran, de la Universidad de California, nuestros ancestros desarrollaron una especial habilidad para detectar, lo más pronto posible, el color rojo.

El motivo no era otro que la propia supervivencia. De esa forma vería mejor los frutos maduros, dentro del verdor de la selva y los bosques, y se apropiaría de ellos antes que la competencia.

De modo que, para nuestros antepasados, el color rojo se convirtió en sinónimo de recompensa alimenticia.

Un motivo que por sí solo no justifica lo de los labios, pero que tiene que ver. Verán.

Conforme las hembras humanas fueron ocultando sus signos sexuales, al convertirse en bípedas, aprendieron a desarrollar sus dotes de atracción sobre el macho con otros atractores.

A falta de una vulva a la vista que se tornase roja, fueron los labios del rostro los que se les empezaron a asemejar. Y se convirtieron en los labios evertidos (hacia afuera) con su tonalidad rosada detectable que tenemos en la actualidad.

Y así los labios se volvieron, también, en sinónimo de recompensa. Ahora una recompensa sexual.

Luego los labios femeninos humanos se comportan como los genitales. Se hinchan e intensifican su color durante la excitación, tornándose más sensibles y llamativos.

Algo que es percibido por nuestro cerebro como una llamada sexual. Pero, ¿por qué las mujeres se pintan los labios de rojos?


1 comentario :

una admiradora dijo...

¡Qué buena esta serie sobre el beso.muy completa.me gusta como escribe