La Alhambra de Granada es la fuente de inspiración
más fértil de todas de las que he bebido.

M. C. Escher, artista neerlandés (1898-1972)

lunes, 5 de enero de 2009

Severo Ochoa de Albornoz


Nació en 1905, el mismo año en el que A. Einstein publicaba su extraordinario primer trabajo sobre la Relatividad.

Junto a Ramón y Cajal conforma la pareja de premios nobel que tenemos en ciencias, ambos en la misma especialidad.

Don Severo compartió con A. Kornberg, el Premio Nobel en Fisiología y Medicina de 1959. Desde entonces, ni uno más hemos obtenido los españoles.

Al menos en ciencias. Medio siglo ya. Y lo peor es que pintan bastos.

Para estos tiempos pseudorreligiosos que corren, quizás nos venga bien una de sus citas:

“La vida es casi explicable,
si no en su totalidad, en términos de Física y Química”


Es lo que tienen las ciencias duras. Que lo mismo valen para un roto que para un descosido.

No hay comentarios :