Atribuyo mi éxito a esto. Nunca di ni tomé ninguna excusa.

Florence Nightingale
, enfermera estadística (1820-1910)

viernes, 9 de enero de 2009

¿Qué es el Calendario Cósmico

El concepto de Calendario Cósmico fue una original idea del conocido astrónomo estadounidense Carl Sagan (1934-1996). Un pionero en el campo de la Exobiología, destacado promotor del famoso proyecto SETI (Búsqueda de vida inteligente extraterrestre) y reconocido divulgador científico.

Un intento pedagógico para hacer comprender la velocidad relativa con la que se sucedieron los hechos desde que se formó el Universo, hace unos quince mil millones (15 000 000 000) de años. Demasiados ceros para ser retenidos y demasiada cantidad para ser aprehendida.

Una cifra inimaginable para nosotros simples mortales, cuya vida apenas sobrepasa los ochenta (80) años y que necesitamos contar el tiempo por meses, días, horas, minutos e incluso por segundos.

Pues bien, en ese empeño de aproximarnos a semejante cantidad de tiempo, no se le ocurrió otra cosa que comprimir todo ese tiempo en un solo año terrestre. Lo que él llamó un “año cósmico” y desde entonces es conocido como el “Año cósmico de Sagan”.

“Año Cósmico de Sagan”
Echando números en este calendario cósmico, en el que Sagan comprimió los quince mil millones de años de existencia del Universo en un año terráqueo de 365 días, resulta que cada 1 000 millones de años reales del universo corresponden a 24 días de nuestro inventado año cósmico.

O lo que viene a ser lo mismo. Cada segundo de éste representa 500 años de la historia del hombre en la Tierra. Porque de acuerdo con la proporcionalidad de este calendario, toda la historia humana transcurre en el último minuto, de la última hora, del último día, el 31 diciembre, del año cósmico.

No olvidemos que si el Universo tiene quince mil millones (15 000 000 000) de años de edad, la Tierra tiene sólo cuatro mil quinientos millones (4 500 000 000) de años y el hombre apareció hace unos cuatro millones (4 000 000). Lo dicho, el último minuto del año cósmico. Lo que nos da una idea de nuestro papel en él. Por más que se empeñen algunos, el universo no fue hecho a la medida del hombre. Tampoco es que le sea hostil. Simplemente le es indiferente.

Sagan dividió este calendario en tres grandes etapas diferenciadas. Una. Las fechas precámbricas, que comprenden los once primeros meses del año. Otra. El mes de diciembre. Y el último día del año cósmico. De modo que si el 1 de enero a las cero horas hubiera ocurrido la gran explosión y el 31 de diciembre a las 24 horas fuera el día de hoy, éste sería un resumen de los eventos más significativos ocurridos:

01 enero: La gran explosión (Big Bang)
01 mayo: Origen de la Vía Láctea
09 septiembre: Origen del Sistema Solar
14 septiembre: Formación de la Tierra
25 septiembre: Origen de la vida
02 octubre: Formación de las rocas más antiguas conocidas en la Tierra
09 octubre: Fecha de los fósiles más antiguos encontrados
12 noviembre: Plantas fotosintéticas productora de oxígeno O2 (g)

01 diciembre: La Tierra desarrolla una atmósfera con oxígeno

31 de Diciembre: 23:00:00 Aparece el Homo sapiens.
31 de Diciembre 23:59:00 El hombre comienza a vivir en la Edad de Piedra.
31 de Diciembre 23:59:52 Surge el Imperio Babilonio.
31 de Diciembre 23:59:56. Estamos en los tiempos de Jesús y del emperador romano Augusto.
31 de Diciembre 23:59:59. Cristóbal Colón descubre América.
31 de Diciembre 24:00:00 Tiempo presente.

Sagan estimó que entre el último segundo del primer año cósmico y el primero del segundo año, se podrían ubicar la expansión de la ciencia y la tecnología, el surgimiento de una cultural global, los primeros pasos en la exploración espacial y la búsqueda, por ahora sin éxito, de inteligencia extraterrestre.



Poco tiempo como podemos ver. Un detalle más de la insignificancia de nuestra existencia comparada con la del Universo. Por hacer una comparativa, vendría a ser como la vida de un mosquito, que suele ser bastante menos de un día, comparada con la nuestra que podemos cifrar en ochenta años.

Una insignificancia temporal sólo comparable con la espacial. El volumen que ocupamos en el universo equivaldría al que un átomo ocupa en un océano. O sea nada.

3 comentarios :

Luis SinLios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis SinLios dijo...

Esta es una versión animada adaptada para niños:
El Calendario Cósmico

Gabriel Rosselló dijo...

Es una pasada el Calendario Cósmico, que demuestra que el ser humano es una nimiedad en el universo, así que seamos todos más humildes. Os dejo un vídeo del propio Sagan explicando su calendario y otra breve Historia del tiempo por si es de interés. Saludos, https://gabrielrosselloblog.wordpress.com/2017/02/27/breve-historia-del-tiempo-el-calendario-cosmico/